Sin duda el gran renacer de la Honda Africa Twin tuvo un éxito rotundo y rompió ese viejo paradigma de que “las segundas partes no son buenas”. Y es que el reto era enorme, revivir un ícono mundial como fue la 650 XRV de 1988.

Pero ya todos conocemos la historia, desde 2015 la historia de Honda en el segmento trail escribe un gran capítulo con su renovado modelo CRF1000L. Luego en 2018 se dió un salto con el apellido Adventure Sports, un modelo que incluía una depósito de combustible más grande, pasando de 19 a 24 litros, incorporación de modos de conducción y un retoque a la electrónica del motor y suspensión.

Para el año 2020 ya se confirmó una 2da generación de este modelo, donde lo primero que sobresale es el aumento de su cilindrada llegando a los 1084 cc, produciendo los nada despreciables 101 HP… ¡por fin sobre los cien caballos!.

También aumenta el torque, pasando de 99 Nm del modelo 2019 hacia los 107 Nm, mientras que los niveles de sonido bajan en 3dB, todo esto la hace compatible con la norma Euro 5.

Otro de los importantes cambios es que todas las motos montarán el estanque de 24 litros por lo que desaparece la versión de 18 litros. En base a esto se estima que el modelo base tenga un peso de 238 kg (248 kg con DCT) y la Adventure Sports 240 kg (250 kg con DCT).

Con el estanque más grande y la altura general más alta de esta gama 2020, es probable que las principales diferencias entre el modelo base y Adventure Sports sean el asiento y la cola, conservando algunos elementos como barras o defensas metálicas.